Pocas semanas después de que Íker Casillas sufriera un infarto de miocardio, Sara Carbonero ha querido compartir con sus seguidores que ha tenido que ser operada de urgencia.

Malos momentos para Sara Carbonero. La periodista ha sido la encargada de dar la información a través de las redes sociales. Todo sucedió muy rápido, pues se le descubrió el tumor en un control rutinario: “Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de seis letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días, en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente”.

De las palabras de la presentadora de Cuatro se deduce que tendrá que someterse a quimioterapia o radioterapia en los próximos días. Eso sí, la actitud de Sara Carbonero es infalible y asegura plantar cara a la enfermedad cargada de energía: “Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico”. Con absoluta generosidad y demostrando la elegancia que le precede, Carbonero también ha querido lanzar un mensaje a la prensa: “Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia”. ¡Mucha fuerza!