martes, 15 junio 2021 22:15

Rocío Carrasco no intentó suicidarse: Fidel Albiac desmonta su historia

Ya ha pasado casi un mes desde que la primogénita de la más grande diera un paso al frente tras más de veinte años de silencio y compartiera con millones de espectadores su trágica historia. Rocío Carrasco aseguró en el primer episodio de Contar la verdad para seguir viva que había intentado quitársela vida a consecuencia del supuesto maltrato psicológico que su exmarido, Antonio David Flores, cometía contra ella.

Su duro testimonio heló la sangre a más de uno, pero acaban de ver la luz unos informes médicos y judiciales que desmontan su historia punto por punto. Según estos documentos, la heredera universal de la Jurado no intentó suicidarse, y se encuentran otras contradicciones que ponen en tela de juicio cada una de sus palabras. ¡Qué fuerte! ¿Quieres descubrir el contenido de esos papeles que pueden hundirla? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.




El supuesto intento de suicido de Rocío Carrasco

rocío carrasco

> El pasado 21 de marzo se estrenó el primer episodio de Contar la verdad para seguir viva, la serie documental en la que la hija de la más grande expone el calvario por el que ha pasado en estos últimos años a consecuencia del presunto maltrato que ha sufrido de parte de Antonio David Flores. ‘¿Por qué ahora?’, se preguntaban muchos, y la respuesta la podían encontrar en el título del reportaje. Rocío Carrasco aseguró que intentó quitarse la vida en verano de 2019, y que necesitaba compartir su historia con el mundo para acabar de una vez por todas con sus demonios. La razón por la que llegó a su límite apuntaba directamente a su exmarido, tal y como ella misma explicó:

“Yo vengo de estar hundida durante mucho tiempo (…), y de repente me llega esa noticia (que Antonio David participaría en Gran Hermano Vip 7), y cuando me llega por mi cabeza empiezan a pasar todos los 20 años anteriores y todo lo que se me venía encima otra vez, pero ya con un elemento que era mi hija en el plató defendiendo a su padre. (…) Yo no veía a mi hija desde el 27 de julio de 2012. No estaba preparada, pero mucho menos para ver lo que iba a defender. Tenía claro que no quería ver lo que venía, y no quería volver a sentir miedo ni vergüenza, ni seguir sintiéndome cuestionada por todo el mundo. No quería seguir viviendo en esas circunstancias, y ese día, el 5 de agosto de 2019 decidí que no quería seguir viviendo”, explicó Rocío Carrasco. Ahora, unos informes que han visto la luz desmontan su historia.

Siguiente: Las contradicciones de Rocío Carrasco