comscore
jueves, 8 diciembre 2022 20:55

Rocío Carrasco miente: Ángela Portero tiene las pruebas que lo demuestran

Rocío Carrasco desvela en uno de los últimos capítulos de la docuserie que protagoniza un episodio en el que se dio cuenta de quién era verdaderamente Antonio David Flores. En 2002, según sus palabras, el padre de sus hijos tardó más de lo esperado en entregarle a los niños después de un fin de semana junto a él. Cuando lo recibió tuvo que llevar al pequeño de la casa a urgencias pues presentaba una grave fractura en el antebrazo. Ángela Portero, periodista en La Razón cuyo trabajo en Mediaset ha resurgido gracias al fin del silencio de la hija de la Jurado, ha verificado los informes médicos y denuncias presentadas en el programa para lanzar un veredicto. Rocío Carrasco podría no estar diciendo toda la verdad. Si quieres descubrir por el por qué de estas investigaciones sigue leyendo y no te pierdas ningún detalle.

«Tarda en entregarme a los niños, llegan a las 23:30 de la noche»

Antonio David Flores

> Rocío Carrasco expresa la tardanza de Antonio David Flores por devolverle a los niños aquel fin de semana de mayo. Afirma que hasta las 23.30 de la noche no llegaron y que ella estaba impaciente ya que a la mañana siguiente Rocío tenía colegio y debería irse a la cama pronto. Un parte médico de aquel fatídico momento revelaría que en efecto, David tendría el húmero fracturado, sin embargo, también presentaría la primera noticia de Carrasco.

Ángela Portero, ha estado muy avispada ha analizado el documento y se ha dado cuenta de que en él aparece una fecha y una hora. La fecha coincide, la hora de la historia que cuenta Rocío no. «Es cierto que el niño fue escayolado al apreciarse: una fractura distaría del húmero. Rocío mintió respecto a la tardanza de Antonio David en devolver a sus hijos. El parte médico marca la hora de atención registrada: las nueve y cuarto de la noche«.

Siguiente: Rocío Carrasco desconocía el motivo por el que se produjo la lesión