A pesar de que es famoso desde la cuna y su vida ha estado siempre sometida al foco mediático, gracias a su paso por Gran Hermano DÚO hemos podido conocer de verdad cómo es Kiko Rivera de puertas para adentro: sus virtudes, sus defectos, su manera de pensar… Para el hijo de Isabel Pantoja y Paquirri, este concurso ha sido una gran oportunidad para reconciliarse con la fama y empezar a verla desde otra perspectiva. Un punto de inflexión en su vida con el que da comienzo a una nueva etapa llena de cambios.

Irene Rosales y Kiko Rivera

Cuando se confirmó el nombre de Kiko Rivera para la primera edición de GH DÚO, nadie imaginaba que su paso por la casa más famosa de nuestro país daría tanto juego. Las otras veces que el Dj participó en un concurso, su estancia fue breve. Pero esta vez era diferente. El hijo de Isabel Pantoja iba a por todas. Además, contaba con la mejor de las compañías: la de su mujer, Irene Rosales. Ambos se embarcaban juntos en esta aventura que ha cambiado para siempre sus vidas. Y no solo porque estar juntos las 24 horas del día ha hecho que se conozcan aún más. Estar en la popular casa de Guadalix de la Sierra ha sido una auténtica terapia personal.

Irene y Kiko han sido los grandes puntales del concurso. Han aportado diversión, madurez y también calma en los momentos más tensos. Además, su sinceridad sin límites ha hecho que protagonicen el momento más importante de toda la convivencia. A los anales de la historia pasará el duro testimonio en el que Rivera confesaba haber sufrido adicción a las drogas. Un relato con el que, sin darse cuenta, ha ayudado a miles de espectadores. El joven ha demostrado que hay salida incluso cuando crees no ver luz al final del túnel.

El antes y el después del concurso

Tras la reciente expulsión de Irene de la casa, Kiko se enfrenta solo a la gran final. Un decisivo momento que afronta con humildad y con la confianza de haber hecho las cosas con el corazón y no con la mente. A la espera de los resultados, el hermano de Isa Pantoja parte como uno de los favoritos. De hecho, muchas de las quinielas le nombran ya ganador del reality. Una victoria por la que obtendría 100.000 euros. Cifra nada desdeñable que puede ayudarles a subsanar las deudas que han confesado tener. Porque sí, la pareja no ha ocultado atravesar un momento económico difícil como tantos otros españoles.

Una vidente francesa llamada Carla Lovatti va más allá. La médium gala no solo pronostica una clara victoria de Kiko Rivera en el concurso de Mediaset sino que adivina cómo será su futuro tras estos tres meses de encierro compartido. “El ganador será Kiko, lo que significará un nuevo rumbo en su vida profesional. Además, será padre otra vez”, revelaba para Cotilleo.es.