Sus vacaciones en Ibiza han dado mucho qué hablar. Kiko Jiménez y Sofía Suescun acabaron en un hospital de la Isla Pitiusa tras sufrir un percance, y para colmo, llegan a Madrid y se encuentran su casa destrozada y que el coche de Kiko no está. Les han robado. O eso dicen. Muchos dudan de su versión. ¿Estamos ante un nuevo montaje para ganar dinero? Sigue leyendo para saber más.

Acaban en un hospital de Ibiza

> Este miércoles, y mientras la mediática pareja disfrutaba de un día de playa ibicenco, sus peores presagios se hacían realidad. Y es que Sofía Suescun sufrió una fuerte insolación por la que se vio obligada a acudir junto a Kiko al hospital más cercano.

“Hola. Hasta hace un momento me encontraba realmente mal. He vomitado y he sentido muchos escalofríos y mal temple. Definitivamente, me ha dado una insolación. Es la primera vez que me ha pasado, sin duda hay que protegerse muchísimo e hidratarse infinitamente”, escribió en sus redes sociales. ¿Es esto verdad o tan solo ha sido una llamada de atención? Por si esto fuera poco, parece que su llegada a Madrid se ha visto empapada en un drama lleno de lágrimas. Dale a ‘siguiente’ porque el asunto no os dejará indiferentes.

Siguiente: Kiko Jiménez, a lágrima viva: “Me han robado el coche”