Irina Shayk y Bradley Cooper acaban de ser padres de una niña, según la publicación americana ‘People’. El pasado mes de noviembre, la supermodelo rusa pisaba Madrid como embajadora de una firma italiana de lencería. Nosotros estuvimos presentes e Irina jugó al despiste desde el principio con su holgadísimo vestido negro ocultando lo que ya era una realidad: “no hablo de mi vida privada” y eso incluía a Bradley Cooper y su embarazo, que no es que sonase con fuerza sino que se encontraba de cuatro meses.

Según la mencionada publicación, Lea de Seine Cooper Shayk, hija de Irina Shayk y Bradley Cooper nació hace algo más de 15 días, por lo que la modelo ya podría estar absolutamente recuperada y haciendo vida “más o menos” normal. Cazada y vista por las calles de Venice Beach, hemos observado a una Irina espectacularmente bella -es una obviedad- y con una figura recuperada al 100%. Además, no oculta el anillo de esmeraldas por el que se rumorea que está comprometida con su pareja y con quien se dará el “sí, quiero” el próximo verano ante los ojos de su pequeña Lea.