Se las prometían felices Sergio Ramos y Pilar Rubio en su luna de miel, pero todo ha sido una cadena de despropósitos que ha provocado que lo que iban a ser unos días de amor, pasión y desconexión, se haya convertido en jornadas de angustia, pánico y ganas de volver a España. Todo lo que podía salir mal, ha salido, sufriendo una serie de circunstancias que les han amargado las vacaciones. 

Tras su espectacular boda en Sevilla, celebrada el pasado 15 de junio, la luna de miel de Sergio Ramos y Pilar Rubio no iba a ser menos impresionante. Y por ello elegían como destino Costa Rica, todo un paraíso natural, para poner la guinda a sus fastos nupciales. En los primeros días presumieron en redes sociales de paseos en moto de agua junto a delfines y de divertidas reuniones con amigos como el futbolista costarricense Keylor Navas y su mujer, Andrea Salas. Pero después todo se complicó por culpa de tres incidentes. 

El móvil de Pilar Rubio, al agua patos

Quizás lo que más ha fastidiado a Pilar Rubio es que su teléfono móvil se le cayera al mar. Y como no tenía la información guardada en el terminal subida a la nube, lo ha perdido todo: la agenda, el calendario, las fotos… Menudo disgusto.  “Ya estamos de vuelta después de muchos días intentando recuperar la info de mi teléfono. Al final lo he tenido que dar por imposible, está oxidado por dentro y tiene todavía un poco de agua. Lo que más me duele son los recuerdos personales, evidentemente y además ya no podré enseñaros cosas que tenía ganas de compartir con vosotros sobre nuestro último viaje. Se me mojó en el mar y parece que es difícil que vuelva a arrancar…”, ha explicado ella misma en su perfil de Instagram. 

Un terremoto de magnitud 6,7 en la escala Richter

Ya es mala suerte que en mitad de tu luna de miel se produzca un terremoto. Pero no precisamente de pasión. La Red Sismológica de Costa Rica situaba la pasada semana el epicentro al sur de Puerto Armuelles, en la frontera con Panamá. Y provocó caídas de objetos y cortes de electricidad. El susto que se llevaron Pilar Rubio y Sergio Ramos a raíz de este suceso no fue pequeño, aunque enseguida tranquilizaron a sus familiares y amigos con un “Todo OK” compartido en las stories del perfil de Instagram de Sergio Ramos.

El golpe en la boca de Pilar Rubio

Y por si fuera poco, en sus recientes imágenes a su llegada a Madrid, a la salida del aeropuerto, los paparazzi advertían que algo había pasado en la boca a Pilar Rubio. Un algo que la presentadora trataba de esconder tras su pasaporte. Al parecer, Pilar sufrió en esta parte del rostro un golpe, una reacción alérgica o una picadura que inflamó sus ya de por sí voluminosos labios. Vaya mala pata la de Sergio y Pilar… Una vez más se demuestra que, como en la famosa telenovela mexicana de los ochenta, los ricos también lloran.