A Chenoa no le puede sonreír más la vida. Profesionalmente está acariciando un momento muy suave. Tiene claro cuál es su objetivo y hasta qué punto está dispuesta a llegar para conseguirlo. Por eso no es extraño que Tinet Rubira, creador de Tu cara me suena, ya le haya bautizado como la gran dama de la canción en España, tras su fichaje como jurado del concurso.

Poco o nada queda de aquella mallorquina rechoncheta que emocionaba con sus canciones y que transmitía sentimiento en cada una de sus letras. Han pasado quince años desde que cantó junto a David Bisbal aquel Escondidos que, aún hoy, sigue pasándole factura.  Y es que, a pesar del tiempo pasado, todavía sigue anclada a ese momento que se repetirá en el escenario del Palau Sant Jordi el próximo 31 de octubre.

bisbalescondido
Momentos de la actuación de David Bisbal y Chenoa interpretando “Escondidos”

Pero algo ha removido a Chenoa. Tras la reunión que tuvieron a primeros de septiembre en una casa rural, que parecía recrear el escenario más ideal para este encuentro,y de la que nos hicieron partícipes a través de las redes sociales. Todos sonriendo, todos contentos en plena exaltación de la amistad y hasta nos regalaron la foto que todos estábamos esperando. Chenoa y Bisbal juntos por primera vez después de más de una década. Juntos, felices, sonriendo, abrazados y con una aparente normalidad que no era tal.

Cotilleo.es ha podido saber que, a pesar de lo proyectado, el suyo fue un encuentro tenso y delicado. Aunque Laura mostró una actitud positiva y puso todo de su parte para que las cosas fluyesen con absoluta normalidad, lo cierto es que el reencuentro fue desagradable para todos y marcado por la actitud distante que impuso desde el principio David Bisbal, desligándose de la organización.

David Bisbal se desligó de sus compañeros con peticiones que molestaron a algunos y que evidenciaron las diferencias entre los triunfitos

Como estrella internacional, el almeriense decidió acudir por su propia cuenta, y conduciendo su propio vehículo a este primer encuentro, evitando de este modo un viajar en autobús con sus antiguos compañeros. También  decidió alojarse en otro hotel acorde a su nuevo status económico y social, y por supuesto, no compartieron mesa, a pesar de lo que digan las fotos tuiteadas, ya que preferió comer por su cuenta en otros restaurantes, manteniéndose al margen de toda la organización, pero mostrando delante de las cámaras que grababan el documental una absoluta disposición e integración con sus viejos compañeros.

encuentroot
Este es uno de los encuentros de los participantes de la primera edición de Operación Triunfo

Pero no contento con ello, no dudó en ir acompañado por su pareja Rosanna Zanetti, a la que hizo partícipe de todo el encuentro y en el que ella estaba absolutamente incómoda, no sólo porque no comparte amistad con los compañeros de su novio, por lo que era difícil integrarse en la dinámica del grupo, sino porque fue la única pareja que acudió, consintiendo que fuese una invitada de piedra durante todo el encuentro, creándose situaciones tensas, delicadas y rompiendo la magia que todos los ex triunfitos crearon.

Tras la tensión entre los cantantes, Chenoa lloró de impotencia ante la presencia de algunos de sus compañeros de concurso que se afanaron en protegerla y animarla

Pero de nada le sirvió a Chenoa todo el empeño. David lo volvió a hacer, volvió a ningunearla una y otra vez al punto de romper a llorar en el autobús que la organización puso a disposición de los concursantes a su regreso a Madrid, porque no podía soportar más la tensión generada.

Una y otra vez repetía el mismo mantra “lo ha vuelto a hacer”, “siempre me hace lo mismo”, como si insinuara que David le hace ver realidades que no son, que ella no siente o que no está en sus cabales. Todo ello mientras que el resto de sus compañeros le secaban las lágrimas que desconsoladas brotaban amargamente a través de sus ojos.

chenoabisbal

Esto le supuso una tensa conversación con David, al que aseguró que no volverá a “protegerle más en su historia con ella”, lo que demuestra que Chenoa está dispuesta a contar la verdad de lo que pasó a todo aquel que quiera escucharla, y hablar alto y claro por primera vez. ¿De verdad podrá romper su silencio de verdad?, ¿estará Chenoa dispuesta a contar que ya no queda ni sombra de aquel joven almeriense que nos encandilaba con sus rizos dorados al aire?