comscore
domingo, 4 diciembre 2022 9:42

Croquetas: la cantidad de jamón que debes echar para que estén de matrícula

Las croquetas se puede decir que son uno de los aperitivos más típicos de la cocina española, rara es la vez en la que si vas por ahí a tomar unas tapas una de ellas no es de este producto. Su tradición viene como «receta de aprovechamiento», ya que consiste en una bechamel mezclada con esas sobras de carne o pescado que tradicionalmente pueden quedar de los guisos o cocidos, y una cubierta crujiente a base de pan rallado. Eso sí, aunque hay muchas variantes, las de jamón suelen ser las preferidas de la mayoría y por eso aquí vamos a mostrarte la cantidad de éste que debes añadir para que estén perfectas.

La bechamel de las croquetas

croquetas
La masa para hacerlas tiene que estar muy cremosa

Las mejores croquetas de jamón caseras están elaboradas a mano y con mucho cariño, ya que se trata de una receta laboriosa por la delicada bechamel que necesitan y también para formar las bolitas, pero el gustazo de llevarte una recién hecha a la boca, crujiente por fuera y súper jugosa por dentro, bien vale el esfuerzo. Cuando mencionábamos la «delicada bechamel» es porque te vamos a enseñar trucos para que te quede perfecta, para que sepas cuando está suficientemente densa pero que no te quede grumosa, y eso requiere que tengas que estar un rato removiéndola. 

Ingredientes para hacer croquetas

croquetas
Con 200 gramos de jamón serrano nos será suficiente

Para hacer estas riquísimas croquetas caseras de jamón, si quieres, por ejemplo, que te salgan unas 25, vas a necesitar como ingredientes 200 gramos de jamón serrano, en dos lonchas gruesas (si puedes permitírtelo, con jamón ibérico te quedarán increíbles), 2-3 huevos (para el rebozado), harina, pan rallado (aquí vamos a utilizar pan rallado grueso para un acabado extra crujiente, aunque puedes utilizar el que más te guste) y aceite para freír (a ser posible de semillas o de girasol porque no deja sabor, pero puedes utilizar aceite de oliva si lo prefieres). Para la salsa bechamel casera precisarás un litro de leche, 80 gramos de harina, 100 gramos de mantequilla, una pizca de nuez moscada y sal.

Importancia de la harina

croquetas 3 Croquetas: la cantidad de jamón que debes echar para que estén de matrícula
Los gramos a utilizar de harina pueden variar

A la hora de hacer las croquetas un detalle importante es la cantidad de harina ya que para conseguir unas cremosas y a las que se les da forma de manera muy sencilla, hay que obtener una masa consistente. Eso si, elaborar la bechamel requiere su rato, puede ser media hora o incluso más, a fuego  suave y con paciencia, hasta que está espesa. Si tienes prisa y no te importa elaborar unas croquetas más tipo «mazacote» o simplemente es la primera vez que vas a prepararlas y quieres que cada paso sea más sencillo y corto, en vez de 80 gramos de harina puedes subirla hasta 100, 120 o incluso 150 gramos.

Preparar la bechamel

croquetas 4 Croquetas: la cantidad de jamón que debes echar para que estén de matrícula
Lo primero será preparar la bechamel

Lo primero de la receta de croquetas de jamón será preparar la bechamel. Para ello En un cazo a fuego suave incorpora la mantequilla. Cuando esté líquida, aparta el cazo del fuego y añade la harina. Revuélvelo todo bien para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina. A continuación, vuelve a poner el cazo en el fuego, añade un poco de leche (medio vaso) y sigue mezclando, y cuando se haya integrado todo, añade el resto de la leche y no dejes de remover con unas varillas. Recuerda tener el fuego suave. Un buen truco es tener la leche previamente templada o a temperatura ambiente, no fría, para que se integre bien y no se formen grumos. Añade una pizca de nuez moscada, otra de sal (no te pases porque el jamón ya aporta la suya) y el jamón cortado en taquitos muy pequeños.

Hacerlas más o menos redonditas

croquetas
Las croquetas las puedes hacer redonditas o un poco más alargadas

Cuando tengas la bechamel para las croquetas aparta el cazo del fuego, viértela en otro recipiente y déjala enfriar tapada en contacto con papel film para evitar que se le forme costra, primero a temperatura ambiente y, cuando deje de estar caliente, ponla en la nevera. Puedes preparar la bechamel de un día para otro (es lo mejor), o simplemente esperar hasta que se enfríe. Ahora ya puedes darle forma a las croquetas con tus propias manos, y hacerlas más o menos redonditas. A continuación, prepara un plato llano con harina, otro hondo con los huevos batidos, y por último uno llano con el pan rallado. Pasa cada croqueta por harina, después por huevo y por último por pan rallado.

Cómo finalizar la receta

croquetas
Así pueden quedarte las croquetas

Cuando tengas todas las croquetas listas, se dejan reposar entre 30 minutos y 1 hora para conseguir que estén a temperatura ambiente y así evitar que se abran al freírlas. En un cazo o sartén honda añade abundante aceite. Pon el fuego fuerte, y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear), fríelas unos minutos, procurando que se hagan por todos los lados. Conforme estén fritas ve escurriéndolas y poniéndolas sobre un plato con papel de cocina para que empape el aceite.