comscore

Así es la relación de Alejandra Rubio y Mar Flores, una de las grandes enemigas de Terelu Campos

La relación entre Alejandra Rubio y Mar Flores, ambas conectadas a través de la familia por el vínculo entre Alejandra y Carlo, hijo de Mar, ha despertado interés y atención debido a las complejidades y tensiones familiares entre ellas y Terelu Campos.

Alejandra Rubio y Mar Flores protagonizaron un encuentro en Madrid que ha generado especulaciones y comentarios. El sábado 11 de mayo, ambas coincidieron en un conocido restaurante de la capital, Picalagartos, ubicado en una céntrica azotea con magníficas vistas a la Gran Vía. Este encuentro es significativo dado el trasfondo de las relaciones familiares entre Alejandra y Carlo, y su vinculación con Mar Flores, quien es la madre de Carlo.

Según los detalles proporcionados por Amor Romeira en el programa ‘Fiesta’, Mar Flores se encontraba cenando con amigos cuando su hijo, Carlo, llegó al final de la velada en compañía de Alejandra Rubio. Romeira describió el encuentro como «amigable», señalando que ambos permanecieron un tiempo sentados juntos frente a todos. Esta aparición conjunta sugiere un acercamiento público entre Alejandra y Mar, aunque Romeira indicó que no cree que se trate de un encuentro casual.

Es importante destacar que la dinámica familiar entre Alejandra Rubio, Mar Flores y Terelu Campos ha sido objeto de interés mediático debido a las tensiones y diferencias entre ellas. A pesar de que Alejandra es la novia de Carlo, hijo de Mar Flores, las relaciones entre Terelu y Mar han sido notoriamente tensas. La presencia de Alejandra en este contexto familiar añade una capa adicional de complejidad y dinamismo a estas relaciones.

El encuentro en el restaurante Picalagartos representa un momento destacado en la dinámica entre Alejandra, Mar y Terelu, reflejando posibles intentos de conciliación o convivencia en un contexto familiar complicado. La interacción entre estas figuras públicas sigue siendo objeto de atención y seguimiento en los medios de comunicación, dado su trasfondo y las emociones involucradas en estas relaciones familiares.

El restaurante que han elegido

Así es la relación de Alejandra Rubio y Mar Flores, una de las grandes enemigas de Terelu Campos

El encuentro entre Alejandra Rubio y Mar Flores en el restaurante Picalagartos no solo representa un momento de interacción familiar, sino que también destaca la ubicación única y atractiva de este establecimiento en Madrid.

Picalagartos es conocido como un sky bar y restaurante que se encuentra en la azotea del Hotel NH Collection Gran Vía, ocupando la octava planta del edificio. Esta ubicación ofrece a sus visitantes vistas espectaculares de 360 grados de la ciudad, incluyendo una panorámica de la Gran Vía, una de las vías más emblemáticas y bulliciosas de Madrid.

El nombre del local, Picalagartos, se inspira en la obra ‘Luces de Bohemia’ del célebre escritor español Ramón del Valle-Inclán, en referencia a una taberna ficticia mencionada en la obra. Este guiño literario añade un toque cultural a la identidad del restaurante.

En cuanto a la propuesta gastronómica, Picalagartos ofrece una carta que combina producto de calidad con cocina española moderna. Sus platos destacan por su elaboración y presentación, adaptándose a los gustos contemporáneos. Además, el local es conocido por su variada selección de cócteles y bebidas, que complementan la experiencia culinaria y contribuyen al ambiente animado y sofisticado del lugar.

Con estas características, Picalagartos se ha convertido en un destino popular tanto para locales como para turistas en busca de una experiencia gastronómica única, acompañada de vistas impresionantes y un ambiente elegante y acogedor. La elección de este lugar para el encuentro entre Alejandra Rubio y Mar Flores añade un componente especial a su reunión, ofreciendo un entorno exclusivo y memorable para su interacción familiar.

Carlo Costanzia ha hablado del encuentro

Carlo Costanzia

Carlo Costanzia ha compartido detalles sobre el encuentro entre su madre, Mar Flores, y Alejandra Rubio, destacando la disposición y la actitud positiva de su madre hacia su relación con Alejandra.

En sus declaraciones, Carlo reconoció que Alejandra Rubio ya se hablaba con su madre. Además, reveló que su madre se enteró de la relación a través de los medios de comunicación, lo cual fue una situación desafortunada, pero señaló que Mar Flores está al tanto de lo que sucede en su vida y que respeta sus decisiones.

Sobre su propio encuentro con Terelu Campos, madre de Alejandra, Carlo compartió que previamente había tenido la oportunidad de conocer a la madre de su pareja. Describió la experiencia como algo normal y positivo, indicando que todo transcurrió bien y que no esperaba otra cosa. Concluyó expresando su satisfacción por haber conocido a Terelu y haber establecido un encuentro amigable y cordial.