comscore
lunes, 15 agosto 2022 3:18

La obsesión de Letizia que perjudica gravemente a sus hijas, Leonor y Sofía

Letizia Ortiz dio muestras de su gran carácter desde que Felipe VI anunció, en 2003, que sería la futura reina de España. La fuerte personalidad de la novia del príncipe, distaba mucho del carácter sumiso de doña Sofía. Los medios de comunicación empezaron a hablar de que la llegada al trono de la pareja supondría una nueva etapa en la corona. Nadie se equivocó al pensar que Letizia impondría sus normas. Cuando empezó a participar de la vida pública, dejó claro que su forma de actuar nada tenía que ver con el resto de la Familia Real. Sus exigencias le han costado un disgusto a más de un periodista, pues muchas veces se ha negado a salir en las fotografías. Las excentricidades de nuestra actual Reina tienen una víctima directa: sus hijas, Leonor y Sofía. En Cotilleo.es, hemos descubierto una prueba que demuestra el terrible control que ejerce Letizia sobre las infantas. ¿Quieren saber de qué se trata? Además, te contamos todos los detalles de su estricto papel como madre, ¿Sabían que no permite que Sofía les de caramelos a sus nietas? 

 

 

 

 

La asfixiante educación de la Princesa y de la Infanta 

Sofía y Leonor leyendo un libro en Zarzuela> Letizia Ortiz causó un gran revuelo tras tomar la primera decisión en la educación de sus hijas: no acudirían a los cursos de vela en Mallorca. La Reina quería reducir la exposición mediática de las niñas, así que, prohibió que practicaran este deporte veraniego. Sofía y Juan Carlos, se mostraron claramente en contra, pues aquello suponía romper con una tradición familiar de más de veinte años. Letizia decidió sustituir este entretenimiento por unas clases intensivas de inglés. Además, desde muy pequeñas, una niñera que les habla continuamente en dicho idioma. Van a uno de los mejores colegios de Madrid, Santa María de los Rosales. Sin embargo, Letizia no está de acuerdo con el menú que las ofrecen. Por ello, no paró hasta conseguir que pudieran una dieta basada en legumbres y verduras.  

La Reina emérita, doña Sofía, se ha llevado más de un disgusto por la obsesión de Letizia por la comida sana. Tiene terminantemente prohibido darles dulces a sus nietas. Las niñas solo pueden salir de su estricto menú los fines de semana. Esta norma se extiende incluso hasta sus fiestas de cumpleaños. Suelen celebrarse en un entorno íntimo y reducido, con muy pocos amigos y unas estrictas normas respecto al uso de móviles. La reina prohíbe fotografiar a sus hijas durante todos los eventos privados. Quizá se deba a que, recientemente, un primo suyo David Rocasolano, filtró unas todos suyas montando en triciclo cuando era joven. Letizia tiene un gran sentido del ridículo, y no le sentó nada bien esta traición. Así que, desde entonces, tiene prohibido que sus invitados lleven cámaras a Zarzuela 

Siguiente: Las niñas hacen las mismas posturas que Letizia