miércoles, 20 octubre 2021 4:51

Coto Matamoros acusa a Sálvame de consumir drogas y la dirección responde con demanda millonaria

Coto Matamoros fue uno de los personajes televisivos más famosos de los 90, pero ahora únicamente es recordado por ser el hermano díscolo de Kiko. La dirección de Sálvame se ha puesto a trabajar en una demanda para frenar los pies al antiguo colaborador. Ha acusado gravemente a todo el equipo, ¡hasta ha tirado contra la fallecida Mila Ximénez!

Coto: «En Sálvame se drogan todos»

> Los colaboradores de Jorge Javier Vázquez están en pie de guerra después de escuchar las últimas declaraciones de Coto Matamoros. Ha concedido una entrevista en un conocido canal de YouTube y ha asegurado que «en Sálvame se drogan todos». Estas graves acusaciones han tenido una respuesta inmediata por parte del programa.

La dirección pretende que el hermano de Kiko guarde silencio y frene estos ataques tan injustificados. Y como no, que haga frente a semejantes testimonios que tendrá no solo que probar sino que atentan a la honorabilidad de cada persona. Preservar el derecho al honor es un derecho fundamental que no se puede perder. Hace mucho tiempo que no hablan de él, ¿por qué tiene esa obsesión?

Siguiente: Estas son las explosivas declaraciones de Coto

[/nextpage]

El hermano de Kiko, contra su mejor amiga: Lydia Lozano

lydia lozano alejandra rubio

> Lydia Lozano fue íntima amiga de Coto Matamoros, pero ahora tiene terror de encontrarse con él. La periodista llegó a vetar su presencia en los platós de televisión, pues no se sentía con fuerza de luchar contra alguien tan destructivo. Parece que el hermano de Kiko le guarda un gran rencor por este atrevimiento, así que también ha arremetido contra ella.

«Lydia Lozano también me acusó de drogadicto cuando le dije hasta el dosificador que llevaba en el bolso. Le dije que abriera el bolso, lo sacara, el dosificador color caramelo y se lo enseñara al público. Y luego me llamas drogadicto otra vez, guapa», declara en Youtube.

Siguiente: Matamoros ensucia la memoria de Mila Ximénez