comscore
martes, 4 octubre 2022 5:54

José Fernando y su calvario en el psiquiátrico: cuatro años de gran dolor

El joven permanece ingresado en el Centro San Juan de Ciempozuelos desde 2017 para tratarse de sus problemas de adicciones y de los trastornos mentales que el consumo continuado de estupefacientes le provocó. José Fernando continúa luchando para salir a flote, pero la batalla se le está haciendo más larga y dura de lo que esperaba. Tanto él como su familia están llegando a su límite y cada vez les cuesta más trabajo no venirse abajo ante este horrible calvario de cuatro años. ¿Quieres saber qué ha pasado y conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

José Fernando roza el infierno

José Fernando

> El colombiano tenía solo trece años cuando su madre se marchó para siempre aquel fatídico 1 de junio de 2006, y canalizó su profundo dolor de la peor de las maneras. Cuando todavía era un preadolescente, empezó a frecuentar las malas compañías y a coquetear con los estupefacientes, una conducta que le sumergió de lleno en una espiral de autodestrucción que casi acaba con su futuro. Los problemas con la Justicia se le sucedían y fue detenido en varias ocasiones, hasta que una de sus infracciones le costó la cárcel. Por desgracia, José Fernando no aprendió la lección y su último incidente casi acaba con todo atisbo de esperanza que sus seres queridos tenían puesta en que al fin encarrilara su vida. 

Tras un encontronazo con las autoridades, en el que incluso agredió a un policía, el futuro pintaba muy negro para José Fernando. Con los antecedentes penales que tenía, todo apuntaba a que un juez ordenaría de nuevo su ingreso en prisión, pero su padre, desesperado intentó jugar la última carta para salvar el futuro de su hijo. Ortega Cano alegó que su primogénito no estaba en sus plenas facultades mentales y que necesitaba un examen psiquiátrico para determinar los daños que el consumo continuado de estupefacientes podrían haber causado en su personalidad. El magistrado atendió estas peticiones y finalmente se llegó a la conclusión de que, efectivamente, el hermano de Gloria Camila estaba sufriendo algunos desbarajustes mentales.

Siguiente: La última esperanza de José Fernando