miércoles, 21 abril 2021 12:45

Kiko Matamoros se enfrenta a su nuevo enemigo: “métete la lengua donde te quepa”

Suso Álvarez, colaborador de Viva la vida, tiene un claro objetivo: triunfar en televisión. Y, para cumplir con dicho reto, no duda en hundir a todo el que se cruza por su paso. Su última víctima ha sido Kiko Matamoros, uno de los tertulianos más cotizados por Mediaset. Trabajan juntos los fines de semana y, en contra de lo que parecía, tienen una pésima relación. Recientemente, se han enfrentado en el debate de La isla de las tentaciones. Pero, sus problemas vienen de lejos. Parece que ninguno de los dos acepta que haya alguien dispuesto a robarle unos minutos de fama, y están deseando que alguno cometa un error para que la audiencia acabe con su carrera. ¿Por qué Suso odia tanto a Matamoros? En Cotilleo.es hemos descubierto que no es la primera vez que tienen una fuerte discusión, ¿Qué medidas tomará Kiko ante las faltas de respeto de su compañero?

Alejandra Rubio provocó la guerra: no todo vale para salir en televisión

Suso Álvarez y Alejandra Rubio en Viva la vida

> Suso Álvarez empezó a trabajar en Telecinco en 2015, gracias a su participación en Gran Hermano. Su presencia en el reality tuvo una gran repercusión. Pues, tuvo una relación con Sofía Suescun, y el romance dividió a la audiencia. La popularidad de Suso fue aumentando nada más salir del concurso, y muchos programas empezaron a contratarle como tertuliano. Su gran oportunidad fue fichar por Supervivientes 2016, donde logró dejar atrás la mala imagen que le había dejado su polémico noviazgo con la hija de Maite Galdeano. Tras su llegada de Honduras, Suso se convirtió en uno de los rostros habituales de la pequeña pantalla, e incluso colaboraba en varios programas a la vez.

En 2017, Raúl Prieto, director de Viva la vida, le ofreció trabajar en el programa y, desde entonces, empezó a coincidir más con Kiko Matamoros, quien colabora en el mismo espacio. Todo hacía pensar que tenían una muy buena relación, y que sus roces eran un pequeño teatro para entretener a la audiencia. Sin embargo, hubo algo que molestó mucho al exmarido de Makoke: Suso alimentó un supuesto romance con Alejandra Rubio. Según él, nunca había insinuado algo parecido. Pero, la hija de Terelu Campos, nunca terminó de fiarse de sus palabras. “Con Suso no tengo nada. Es mi amigo, mi compañero de trabajo y ya está. Luego, lo que digan las otras personas, que se quieran inventar lo que les dé la gana”, sentenció. Kiko Matamoros vio la estrategia que estaba haciendo el colaborador de Viva la vida y, a partir de entonces, siguió sus pasos muy de cerca.

Siguiente: Las primeras discusiones de Matamoros y Suso