miércoles, 14 abril 2021 16:28

Gustavo González, hundido por su propia torpeza: las traiciones que han destrozado su reputación

Gustavo González lo ha perdido todo: compañeros, trabajo y familia. El periodista vivió una crisis laboral que le obligó a saltar a primera línea mediática, y convertirse en el centro de la noticia. Desde entonces, ha estado obsesionado con recuperar el estatus que perdió y, para conseguirlo, no ha dudado en traicionar a todo el mundo que se cruzaba por su camino. Gustavo González está más solo que nunca, sus antiguos amigos han amenazado con demandarle, y nadie de su entorno confía en él. El periodista ha tenido enfrentamientos con las personas más importantes de Telecinco, y mucha gente asegura que sus días en televisión están contados. Actualmente, colabora en Sálvame, y ningún miembro del equipo va a echarle de menos cuando sea despedido. Ha vendido a sus grandes amigos para impedir que ocurra, pero, su peor pesadilla, está a punto de hacerse realidad.

Kiko Hernández fue el primero en revelar el juego sucio de su compañero

Kiko Hernández desenmascara a Gustavo González

> Gustavo González era uno de los periodistas con más nombre dentro de la prensa del corazón. Había conseguido grandes exclusivas, y fue el fotógrafo con más destreza de su tiempo. Sin embargo, los tiempos cambiaron y, el programa en el que empezó a trabajar, Sálvame, empezó a hablar de su vida privada. Gustavo tenía mucho que esconder, y no le interesaba que sus compañeros empezaran a investigar en su intimidad. Así que, para evitarlo, empezó a filtrar información de equipo e intentar desviar la atención. Kiko Matamoros fue uno de los primeros afectados. Gustavo aseguró a la dirección de Sálvame que el tertuliano había pasado la noche en condiciones lamentables dentro de una discoteca de Orense.

Kiko Hernández se mostró muy molesto con el juego sucio de Gustavo, así que, empezó a seguir sus pasos fuera de Telecinco. Una tarde descubrió algo que dejó atónito a todo el equipo de Sálvame: “cuando nos vamos de vacaciones a algún lado, llamas para que nos pillen, como le hiciste a Carlota Corredera”, aseguró el colaborador. Según su información, Gustavo González pasaba información de los miembros de Sálvame a una agencia para intentar recuperar su peso en la profesión. Sin embargo, la mala praxis del periodista ya es un secreto a voces, y su antiguo socio, Diego Arrabal, se animó a desvelar el verdadero motivo por el que dejaron de trabajar juntos. Al parecer, Gustavo avisó a un personaje de que iban a hacerle unas fotos, y perdieron un negocio importante.

Siguiente: Gustavo filtró el divorcio de Gema López