comscore
sábado, 13 agosto 2022 11:26

Susanna Griso y Sonsoles Ónega: del fracaso al triunfo

Susanna Griso y Sonsoles Ónega compiten por un mismo puesto: ser coronadas como las reinas de la información. Mientras Griso triunfa en las mañanas de Antena 3, Sonsoles Ónega ha conseguido dar forma a un programa en el que muy poca gente confiaba. La periodista, que no estaba vinculada, a la crónica social, se ha convertido en una profesional tan polifacética como eficiente. Pero este no es su único triunfo. Un año después de separarse de su marido, ha vuelto a encontrar el amor en brazos de un hombre que promete hacerla feliz. Por el contrario, Susanna mantiene su imagen profesional intacta desde que empezó a competir con Ana Rosa Quintana. Aunque, en su vida profesional no es tan afortunada. Después de dos décadas de relación, ha decidido terminar con su matrimonio, ¿Le compensa ser una reina sin rey? Te contamos cómo Sonsoles ha conseguido vencer, al menos en el terreno personal, a su gran rival. 

 

 

 

 

La bonita historia de amor de la presentadora de Espejo público 

Susana Griso se divorcia de su marido> Antes de convertirse en la rival de Ana Rosa Quintana, Susanna Griso era una joven periodista que trabajaba en Cataluña y tenía muchas ganas de enamorarse. En este contexto conoció al que se convirtió en su marido durante más de dos décadas. Trabajan juntos en la radio y, una tarde, decidieron ir a divertirse a un karaoke. Allí se dieron cuenta que estaban hechos el uno para el otro. La presentadora, siempre se ha mostrado muy reservada con su vida privada. Pero, el amor que sentía por su pareja, era demasiado especial para no compartirlo con el público. De forma muy distendida, ha usado su programa para explicar cómo fueron enamorándose poco a poco. Al hablar de su pedida de mano, comentó entre risas: “no recuerdo si fue él o fui yo”. Dando a entender que era una relación de igual a igual basada en la felicidad.  

Susanna Griso y Carles Torras, así se llama su reciente exmarido, tienen tres hijos en común: Jan, de 17 años, Mireia, de 14, y Dorcette, de 7. Esta última fue adoptada después de mucho esfuerzo y una tediosa burocracia que provocó una crisis personal en la presentadora. “Son países con muchas dificultades. Yo pillé una guerra civil y muchos cambios de gobierno. Todo eso va retrasando mucho el proceso”. No obstante, en 2018 sorprendió a la prensa cuando regresó de Costa de Marfil con una pequeña que se unió a la feliz familia. Por aquel entonces, su nueva competidora mediática, Sonsoles Ónega, no atravesaba por su mejor momento.  

Siguiente: Así fue la separación de Sonsoles