comscore
sábado, 13 agosto 2022 11:57

Pepa Jiménez afila su pluma y escribe una demoledora carta a su enemiga íntima, Belén Esteban

Pepa Jiménez era de las pocas amigas que tenía Belén Esteban en el gremio de los periodistas. Defensora absoluta de su personaje, sus gritos y su historia durante su época en ‘DEC’, de pronto, un día, la Princesa del Pueblo escuchó unas grabaciones donde la periodista a la que consideraba amiga la dejaba en muy mal lugar.

Acusaciones que Belén no solo no consintió sino que llevó hasta los juzgados: «He denunciado a programas productoras y bocachanclas. 16 denuncias he tenido que interponer esta mañana«, comentaba la Esteban desde el plató de ‘Sálvame’. En 2010, Pepa Jiménez dio un paso atrás y de ella nunca más se supo: hasta hoy. Belén Esteban ha ganado el juicio a Toño Sanchís y Pepa Jiménez ha vomitado ácido sobre ella y su entorno. Otra vez.

La carta de Pepa a Belén

pepa jimenez la orgullosa vencedora de la trampa de telecinco y la fabrica Pepa Jiménez afila su pluma y escribe una demoledora carta a su enemiga íntima, Belén Esteban

«Quien os ha visto y quién os ve», empieza la carta. «Belén Esteban y Toño Sanchis, Toño Sanchis y Belén Esteban, tanto montaban, montaban tanto. La persona que decías era como tu hermano te ha salido rana Belén, más bien embutido en forma de ‘chorizo’ a tenor de lo que ha dictaminado un juez en su sentencia en Primera Instancia».

«Tu querido representante Toño Sanchis, el mismo que te hizo de chófer el día de tu boda llevándote en su Mercedes 350 CLS, la persona que después de llamarme tú un día agobiada pidiéndome que por favor hablara con Rosa Clara para que te hiciera tu traje de novia, se metió por medio y lió la mundial involucrando a Ana Rosa Quintana para que te lo hicieran deprisa y corriendo en cualquier sitio, con el consiguiente respiro que tuvo mi amiga la diseñadora de no tenerte que hacer el traje ya que no eras el perfil habitual de las clientas de su prestigiosa marca, tu generador de contratos, bolos, galas, programas, montajes, sartenes y zapatos, resulta que te estaba engañando, y no con otra que eso hubiera dado igual,  sino que se quedaba con tu dinero» Y continúa diciendo que…