trucos de belleza

En la actualidad disponemos de multitud de productos cosméticos para mantener la belleza y la juventud, tantos que a veces es muy complicado acertar con los más adecuados o evitar caer en productos milagro que al final solo consiguen que perdamos dinero.

Para ir sobre seguro no hay nada mejor que recuperar todos esos trucos de las abuelas que además de ser naturales y caseros suelen resultar muy efectivos. ¿Los conoces?

Unas pestañas más largas

pestañas trucos belleza

Si tus pestañas son pequeñas es posible que utilices máscaras alargadoras o creadoras de volumen para mejorar su aspecto, pero esto solo consigue un efecto superficial que se va con el lavado. El truco de las abuelas puede ser mucho más efectivo: la manzanilla. Si humedeces tus discos de algodón en manzanilla y los dejas 15 minutos sobre los ojos notarás unas pestañas más fuertes y a un coste mucho menor que cualquier producto de belleza.

Otro de los clásicos caseros para aumentar tus pestañas es el uso de aceite de ricino, que hoy en día ya se comercializa con un pequeño peine para pestañas. Este aceite consigue dar más largo y grosor a las pestañas, también obtener mayor densidad en las cejas e incluso cuidar tus uñas.