La actriz Sandra Bullock tuvo la oportunidad de salir de las películas de comedia para incursionar en el drama. Justo cuando protagoniza, The Blind Side, considerada su cinta de transición, ocurre lo que nadie se esperaba, gana un Óscar. Una película basada en la vida real.

Estábamos acostumbrados a verla en largometrajes como “Miss Simpatía” o “La Proposición” que para nada son malas producciones, solo que la industria del cine no parece valorarlas tanto como los espectadores.

Cuando fijamos nuestra mirada en Sandra Bullock, pareciera que ella no sabe lo buena actriz que es. Su rostro posee gestos tan reales que es capaz de interesar al público solo con imágenes de ella en un plano cerrado. Ha logrado capturar la esencia del ser humano y la ha trasladado a cada uno de sus personajes.

Sandra Bullock interpretó a un personaje real y además sigue vivo

Sandra y su personaje real en the blind side

Al momento de recibir Sandra Bullock su Óscar como mejor actriz, se encontraba en el salón la verdadera Leigh Anne Tuohy. En entrevista logró decir “pienso que me interpretó muy bien. Todos estamos muy orgullosos de que Sandra Bullock haya ganado el Óscar, se lo merece. Es una gran actriz y una gran persona”.

Es inevitable no mencionar a Leigh, al final, fue ella la que cambió la vida de un ser humano. Un muchacho cuyo futuro estaba manchado por la pobreza, necesidad y una familia disfuncional. Personas como ellas hace falta multiplicarlas, para que conscientemente se obtenga un cambio más intrínseco en el mundo.

Al estar sobre el escenario para recibir su galardón, Sandra Bullock agradeció a la academia por haberle dado la oportunidad de asistir a salas repletas de estrellas, de personas con las que espera trabajar en el futuro.