En esta temporada nos encontramos entre olas de calor, días de playa y piscina o escapadas de fin de semana. Está claro que no es un momento en el que apetezca pasar horas entre fogones, y lo que más se agradece es poder comer platos rápidos, sencillos y bien fresquitos. Hoy te traemos algunas recetas fáciles y frías para que no tengas que meterte en la cocina durante todo el verano ¡y además están para chuparse los dedos!

El gazpacho de remolacha

receta gazpacho

¿Te aburre el clásico gazpacho y quieres probar una nueva receta? Los gazpachos son platos muy frescos para el verano y también muy saludables, así que esta versión con remolacha hará que puedas variar tu repertorio y refrescarte mientras comes durante este verano. Necesitarás remolacha cocida, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez, agua, diente de ajo, jengibre fresco y sal.

Primero se trocean las remolachas y se introducen en el vaso de una batidora u otro robot de cocina que tenga buena potencia. Se pela el diente de ajo y se aliña. Después se hace lo mismo con el vinagre y el agua, que se vierte en el vaso de la batidora. A continuación, se pela el jengibre y se trocea. Se añade a los ingredientes anteriores y se sazona. Se bate a máxima potencia durante el tiempo necesario para que los ingredientes estén bien mezclados. Por último, se vierte el aceite, que se mezclará a velocidad baja y ya se sirve inmediatamente.