Son muchos los que creen que Paz Padilla ha llegado demasiado lejos esta vez. Acostumbrada a hacer bromas con todos y contra todos, hay quien considera que esta vez ha sobrepasado todos los límites. Ha faltado el respeto a un hombre enfermo, conocido y querido por el público. Lo contamos, a continuación.

Paz Padilla

Paz Padilla nunca ha presumido de ser una mujer con tacto y sensibilidad. Lo suyo es el humor. Hay quien añora aquellos tiempos de Crónicas Marcianas en los que, convenientemente guionizada, pero sin perder su espontaneidad, hizo partirse de risa a Antonio Banderas, y eso que se burlaba de su mujer Melanie Griffith, y de sus labios de morcilla. O como cuando imitó a la muñeca Barbie en una entrevista con Loles León. Eran otros tiempos. Aquello pasó a la historia. Y ahora pasará a la historia por lo que ha hecho.