La colaboradora de Sálvame está en vilo durante este confinamiento que a los españoles so nos ha impuesto por la crisis del coronavirus. Mila Ximénez está muy preocupada por su hija, Alba Santana, y teme que llegue a su límite por la complicada situación en la que se encuentra. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

La cuarentena de Mila Ximénez

> A sus 67 años, la periodista forma parte de la llamada población de riesgo, que tiene más probabilidades de sufrir complicaciones si se infecta de coronavirus. Así, la colaboradora de Sálvame está siguiendo las indicaciones de las autoridades a rajatabla, y se ha confinado en casa como el resto de los españoles. A diferencia de otros, a quienes se les está haciendo larga y tediosa esta cuarentena, parece que Mila Ximénez pasa sin pena ni gloria el ‘arresto domiciliario’ al que el COVID-19 nos ha sometido. “Empiezo mi segunda semana de aislamiento y la verdad es que no lo estoy llevando mal”, recoge en su blog de Lecturas.

Reconoce, en cambio, que al principio le costó asimilar la situación, pero al final ha decidido tomárselo con calma “y disfrutar de las cosas que antes no hacía por las prisas”. Sin embargo, hay una preocupación que a Mila Ximénez no se le va de la cabeza, referida a su hija Alba. La tertuliana está muy preocupada por ella y teme, incluso, que llegue al colapso. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: La gran preocupación de Mila Ximénez por su hija