Paulina Rubio prometía ser uno de los mejores fichajes para La Voz debido a su larga carrera en el mundo de la música. Pero más que eso se está convirtiendo en una carga para el programa y en una plasta para el público.

La penúltima jornada de asaltos de La Voz, que se emitió el pasado lunes 4 de marzo, ha revolucionado al público. Y no solo por las grandes actuaciones que pudimos ver. Sino por el comportamiento de Paulina Rubio y por algunas frases que lanzó hacia sus concursantes.

Paulina Rubio, La Voz y su elección de talents

Paulia Rubio, La voz

Paulina Rubio tenía que escoger a dos de cinco de sus talents para seguir adelante con el programa. Para ello, Paulina podía pedirle su consejo a Antonio José, que ha sido uno de los ganadores de La Voz en ediciones anteriores. Cuando estaban hablando en privado sobre quién se quedaba, se escuchó por el micro de Paulina lo siguiente: “Con ella, ¿Qué haces después de dos discos?”. 

Este fue un acto de desprecio de Paulina hacia su propio equipo y es que, además, solo había dos mujeres en el equipo. Si escogía a una, ya sabíamos a quién se estaba refiriendo. 

Paulina, además, revisaba sin parar su libreta con cierto nerviosismo. No sabía a quién elegir. ¿Es que no le gustaba nadie de los que había elegido?. Se dirigía a su asesor para pedir ayuda, pero lo interrumpía cuando hablaba. Antonio José se encontraba muy incómodo ante esta situación y solo pensaba en eso de ‘tierra, trágame’.

Algunas personas pedían incluso que se intercambiaran los papeles y que Antonio José se convirtiese en el coach. Nadie entendía a Paulina Rubio mientras escogía a sus dos talents para el duelo final.

La decisión final de Paulina

Finalmente, tras mucho meditar, pensar e incomodar a Antonio José, Paulina Rubio tenía a sus finalistas de La Voz. Antes de eso, quiso agradecer el trabajo de todo el equipo antes de desvelar el nombre de los dos talents que continuaban en el programa. Ángel Cortés y Susana Montaña fueron finalmente los elegidos. 

Ángel Cortés, policía zaragozano, conquistó al público y a los coaches cantando Torna a surriento de Pavarotti. “Eres lo más diferente que ha pasado por aquí”, le dijo Antonio José justo antes de pronunciar su nombre. La actuación fue de diez.

Por otra parte, Susana, una joven madrileña de 18 años, quiso interpretar Almost is never enough de Ariana Grande. A pesar de su juventud, consiguió conquistar a Antonio José y Paulina. Un reto difícil teniendo en cuenta cómo se las gasta Paulina Rubio, La Voz le dio una oportunidad más a la joven.

Quedaron descartados Mark Wayne, Rosco y Jenny Rospo, ya que los demás coaches no tenían más robos a su disposición. Paulina Rubio todavía cuenta en su equipo con un hueco para rellenar con algún ‘talent’ descartado por sus compañeros durante la última jornada de asaltos. Aunque no sabemos si realmente lo usará. Según ha comentado en varias ocasiones, tiene un plan establecido. Veremos si es capaz de cumplirlo.

La reacción de sus palabras en las redes sociales

Los seguidores de La Voz en Twitter no dudaron en criticar la falta de respeto de Paulina Rubio hacia sus propios talents. Una de las seguidoras afirmó que “Ella no es nadie para decidir cómo le va a ir a nadie en la música”. El público está muy ofendido por su comportamiento.

¿Pedirá perdón? Hasta el momento hemos visto varios malos gestos en lo que va de programa. Y por ahora nunca ha pedido perdón. Y parece que seguirá sin hacerlo. Paulina Rubio, La Voz ha sido un fracaso, sin ninguna duda.