Fue hace meses cuando se habló de que existía un material de alto voltaje muy perjudicial para doña Letizia. Se trata de conversaciones privadas que la reina mantuvo creyéndose que no llegarían a ver la luz. Sin embargo, alguien tiene un especial empeño en el asunto y no cejará hasta conseguir su propósito. Si las palabras de la princesa se hicieran públicas, marcarían un antes y un después en la familia real. Te lo contamos todo a continuación.

La reacción de Letizia a la traición palaciega

> Cuando la reina tuvo conocimiento de que los hombres grises de palacio estaban detrás de aquel artículo, se enfadó. La suya no es una vida fácil, tal y como explica una amiga suya en La Corte de Felipe VI (La Esfera): “A ella (Letizia) la hemos convertido en una mujer que podría acabar bordeando la locura. Hay muchas envidias y se ha sido muy duro. Ella no puede hacer nada más que callar y guardar silencio. Y eso, emocionalmente, lo vive en la más estricta intimidad, porque sabe que, de mucha personas, no puede esperar ese apoyo”.

En sus primeros años de matrimonio, doña Letizia recordaba a un animalito indefenso. Se la veía incómoda e incapaz de encajar la hostilidad que su suegro y cuñadas le regalaban. Lo que hizo fue aguantar. En aquellos días, la princesa solía comentar que las cosas cambiarían cuando don Felipe accediera al trono. Este tipo de comentarios no hicieron más que fomentar la brecha entre ella y su familia política.