Fue hace meses cuando se habló de que existía un material de alto voltaje muy perjudicial para doña Letizia. Se trata de conversaciones privadas que la reina mantuvo creyéndose que no llegarían a ver la luz. Sin embargo, alguien tiene un especial empeño en el asunto y no cejará hasta conseguir su propósito. Si las palabras de la princesa se hicieran públicas, marcarían un antes y un después en la familia real. Te lo contamos todo a continuación.

Zarzuela se blinda ante el huracán Letizia

Letizia

> En Casa Real conocen perfectamente a doña Letizia y temen que vuelva a ser víctima de sus errores. La reina responde a las situaciones que no son de su agrado a base de malas caras y desplantes. El problema es que, en ocasiones, esto causa un gran daño a la institución. De ahí que en Zarzuela hayan tomado medidas para frenar al huracán Letizia en caso de que vuelva a desatarse.

No fue casualidad que la crisis matrimonial de los reyes se hiciera pública. Llamó poderosamente la atención un artículo muy crítico contra doña Letizia en el monárquico ABC donde podía leerse: “Nueve años después de su boda, doña Letizia sigue marcando un espacio propio fuera de la familia, continuación de su vida anterior, que en ocasiones choca con su actual condición. Además se muestra impermeable a consejos y sugerencias”. El rotativo señalaba a doña Letizia como una “princesa de ocho a tres”. José Apezarena, autor de Felipe y Letizia, la conquista del trono (La Esfera) señala que desde Zarzuela se instigó a escribir ese artículo como correctivo para que la reina cambiara su indómito proceder.

Siguiente: La reacción de Letizia a la traición palaciega