Fue hace meses cuando se habló de que existía un material de alto voltaje muy perjudicial para doña Letizia. Se trata de conversaciones privadas que la reina mantuvo creyéndose que no llegarían a ver la luz. Sin embargo, alguien tiene un especial empeño en el asunto y no cejará hasta conseguir su propósito. Si las palabras de la princesa se hicieran públicas, marcarían un antes y un después en la familia real. Te lo contamos todo a continuación.

Letizia, traicionada por su íntimo amigo

> El verano de 2013 marcó un antes y un después en la relación de don Felipe y doña Letizia. Para entonces, la pareja hacía aguas. Les separaban más cosas que les unían. Antes de llegar a ese mes de agosto fatídico, la reina ya había dado cuenta de su malestar a través de desplantes y malos modos a don Felipe en público. Él intentó aguantar haciendo gala de esa tranquilidad infinita que es una de sus señas de identidad. Llegó un momento en que la reina actuaba como un autómata. Estaba muy preocupada por la traición de Jaime del Burgo. Algo descubrió que hizo que borrara al empresario de su lista de los afectos. Lo apartó de un plumazo de su lado.

Al verse sin Letizia, del Burgo, desesperado, intentó una arriesgada maniobra. Visitó a un conocido periodista y le ofreció las conversaciones que había mantenido con la reina en sus días de rosas. Eran de carácter íntimo y versaban sobre diferentes temas, entre otros, su familia política. Estaba alterado y manifestaba no entender el proceder de su querida Letizia. Ese movimiento le sentenció. En Zarzuela tuvieron conocimiento de lo sucedido y movieron ficha. Sin embargo, la reina quiso solucionar el asunto por sí misma. De ahí que abandonara Palma tres días antes de lo previsto con destino a Madrid. De allí partió a Zúrich, donde se encontró cara a cara con Jaime. Sellaron un pacto donde él se comprometió a no hacer público ese material tan peligroso para ella. No obstante, de esas conversaciones existen copias que siguen amenazando a la reina. ¡Quién sabe si se harán públicas cuando llegue el momento adecuado!

Siguiente: Zarzuela se blinda ante el huracán Letizia