chelo garcia cortés

En la tarde del 20 de octubre de 2020 se estrenó en Sálvame una nueva sección. Los colaboradores deben someterse a una serie de pruebas para ganar dinero, pero lo cierto es que esta especie de concurso dentro del magacín no ha empezado con muy buen pie. Chelo García-Cortés fue la primera en realizar estos retos a cambio de un puñado de euros, pero a los espectadores no les ha gustado en absoluto. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Sálvame ya no sabe qué hacer

> La cancelación de Pasapalabra supuso todo un quebradero de cabeza para Telecinco. Ya no sabían qué colocar en ese hueco que quedó entre las 8 y las 9 de la tarde, hasta que comenzara el Telediario, y tras sufrir el fracaso de otro espacio presentador por Christian Gálvez, se decidió ampliar el horario de Sálvame y crear otra franja de emisión: al naranja y al limón se sumaba el tomate. Los espectadores respondieron bien, pero, a pesar de eso, los índices de audiencia siguen bajando en la cadena de Vasile una vez pasadas las 8 de la tarde… El último intento de mantener al televidente pegado a la caja tonta ha sido Yo quiero dinero, un concurso en el que los participantes son los colaboradores del magacín.

A cambio de superar una serie de pruebas, los tertulianos podrán ganar hasta 5000 euros, y la primera en lanzarse a la piscina fue Chelo García-Cortés. El ‘concurso’ no superó las expectativas de los espectadores, que ya eran muy bajas, y se convirtió en un terrible show que obligó a la mismísima María Patiño a apagar el televisor. “Me daba pudor seguir mirando”, confesó la colaboradora. ¿Por qué? Te lo contamos en la página siguiente.

Siguiente: Las bragas de Chelo hunden Sálvame