La reina Letizia ha vuelto a recobrar el mando que perdió tras el rifirrafe con doña Sofía en Palma. Su entrega a la causa ha hecho que don Felipe le haya dado el espacio que perdió por culpa de su carácter y maneras. Lejos de aprender de los errores, doña Letizia ha vuelto por sus fueros y está ajustando cuentas con los que considera culpables del ostracismo que sufrió. La reina ha iniciado una purga que afecta a diversos miembros de la familia real. ¿De quién hablamos? Sigue leyendo.

Los problemas crecen para la reina

> Si hay algo que ha molestado a doña Letizia es que don Felipe haya rehabilitado la imagen de su padre a nivel institucional. El día 10 de este mes, a la reina no le quedará más remedio que compartir acto con sus suegros. Se trata de la entrega de los Premios Nacionales del Deporte 2017. Otra vez toca paripé porque la realidad es que el rey es el único vínculo de comunicación que une a Letizia con don Juan Carlos y doña Sofía.

Y si todo puede ir a peor, doña Letizia tiene otra preocupación. Se trata de su sobrina Carla. La joven adora compartir retazos de su vida en Instagram y no ha dudado en responder a preguntas de sus seguidores. La mayoría interesados en conocer si publicaría imágenes de su tía y sus primas. A ambas cuestiones, contestó: “Imposible”. Cierto es que no incumple ninguna de las normas impuestas por doña Letizia pero también es verdad que da que hablar, algo que deplora Su Majestad.