La reina Letizia se ha convertido en especialista en liarla en los momentos menos apropiados. En los últimos años hemos comprobado como Letizia ha querido fastidiar a la Casa Real con salidas de tono. ¿Cuándo acabará?

El último revuelo que Letizia ha protagonizado tuvo lugar el pasado 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. ¿Qué es lo que ha sucedido esta vez? ¿Cómo ha podido Letizia liarla en un día tan importante?

Letizia la lía en la víspera del 8M

Letizia

La reina Letizia siempre se ha considerado una mujer muy feminista. Es más, la experiodista decidió vaciar su agenda el pasado viernes para unirse a la jornada y celebrar el Día Internacional de la Mujer. Pero parece que un detalle en la noche anterior ha fastidiado su papel en la lucha. Su apoyo a la mujer y su imagen feminista se ha visto cuestionada.

Todo empezó el pasado jueves en el Concierto en Homenaje a las Víctimas del Terrorismo en el Auditorio Nacional de Madrid. La reina consorte acudió junto al monarca, Felipe VI, al evento. Allí estuvieron también otros rostros conocidos como, por ejemplo, Ana Pastor, Rosa María Mateo o Dolores Delgado.

Pero no son los nombres de los que acudieron al evento lo que ha eclipsado el Día Internacional de la Mujer. Han sido los zapatos de Letizia. La reina decidió ponerse unos zapatos de Manolo Blahnik para el evento. Son unos zapatos que le encantan ya que Letizia es una gran admiradora del trabajo del diseñador.

Los zapatos de reina Letizia eclipsaron las noticias

Reina Letizia

Entonces, ¿Qué es lo que pasó exactamente? Pues que el atuendo de Letizia fue más comentado que la jornada de huelga. Es por eso mismo por lo que otras mujeres han considerado que Letizia se ha cargado el Día de la Mujer.

Esto, además, hizo que en redes sociales se haya cuestionado el feminismo de Letizia. Por llevar unos zapatos como esos, que cuestan casi 800 euros, muchas mujeres consideran que Letizia no es feminista y no quiere luchar por la igualdad entre hombres y mujeres.

“¡Yo soy una curranta!”, ha exclamado una de esas mujeres. Además, también han dejado caer que Letizia no es un buen ejemplo de perfil de mujer para proclamar el feminismo. ¿Qué pensará Letizia de todo esto?

Letizia, la reina que quería trabajar

Letizia

Si echamos la vista atrás, recordaremos la petición de Letizia después de casarse con Felipe VI. Letizia quería seguir trabajando. No quería dejar de ser periodista por el hecho de estar casada con Felipe, que sería el futuro Rey de España. Quería seguir ejerciendo, aunque fuese con artículos o columnas en algún medio.

Felipe dio el visto bueno a esta petición de Letizia, ya que el Rey siempre le ha dado parte del protagonismo a su mujer, no como Juan Carlos I, pero la Casa Real no. Juan Carlos se negaba a que Letizia siguiera siendo periodista. Ella debía seguir los pasos de toda futura reina y acudir a labores sociales y humanitarias. Nada de ser periodista.

Esto provocó un enfrentamiento entre Letizia y su suegro. ¿Quién era él para imponerle el hecho de no trabajar? Pero Juan Carlos le recordó con quién se había casado y la importancia de seguir la tradición. Finalmente, Letizia se conformó y dejó de ejercer, aunque con mucha pena.

¿Será ese uno de los motivos por los cuáles Letizia y Juan Carlos I no se llevan nada bien? Es muy probable. Tan solo hay que recordar que Juan Carlos I no quería a Letizia como yerna por su condición de ‘plebeya’. Mucho menos quería tener a una periodista metida en casa.