Jaime Peñafiel ha sido, sin duda, uno de los mayores azotes de doña Letizia. Cuando se supo que la periodista era la elegida por don Felipe para matrimoniar, empezó una hostilidad que dura hasta nuestros días.









Peñafiel derrama su tinta contra Letizia

letizia-posa-con-jaime-penafiel_560x280

> El periodista sigue la máxima de don Juan, padre del rey Juan Carlos y abuelo del rey Felipe VI, en cuanto a las mujeres que deben convertirse en reinas consortes, que no pueden tener pasado. También que el heredero debe casarse con quien quiera pero también con quien deba. Guste o no, es innegable que Peñafiel ha abordado todos los aspectos sobre la reina Letizia con absoluta libertad. Ha sido la voz de esos monárquicos que no querían a una plebeya, divorciada como reina.

Volvamos al presente. Jaime Peñafiel ha reaparecido en escena. Desde su púlpito de periodista veterano y enemigo número uno (quizá el dos, después de Urdangarin) de Letizia ha utilizado a las infantas Leonor y Sofía asestar a la esposa de Felipe el latigazo definitivo. En su columna de ‘El Mundo’, el comunicador relata:

“Las nietas de los Eméritos no acaban de entender por qué no pueden ver a sus abuelos. Según me informó la madre de una de las compañeras de colegio de las niñas reales y buenísima amiga mía, su hija le había contado que Leonor se quejaba de que su mamá no la dejaba ver a su abuela Sofía y que papá no podía hacer nada porque era ella quien mandaba”.

Siguiente: contra el carácter de Letizia