Conecta con nosotros

Actualidad

La mala relación de doña Sofía con sus cuñadas, las infantas Pilar y Margarita

Publicado

el

La relación de doña Sofía con sus cuñadas nunca ha sido fluida. Especialmente, con doña Pilar, que sentía adoración por su padre y siempre vio como una traición que su hermano mantuviera tan buena entente con Franco. Repasamos ahora los hechos que han marcado las circunstancias de esta familia protagonizando un auténtico choque de trenes y dividiéndola en dos bandos casi irreconciliables.

Una Reina de armas tomar

La boda entre don Juan Carlos y doña Sofía fue una experiencia ciertamente desagradable para don Juan y su familia. Franco ninguneó todo lo que pudo al padre del novio. Tanto ostracismo hizo que doña Pilar tuviera el gesto torcido durante los días previos y posteriores al enlace. Tampoco ayudó el comportamiento de la Reina Federica, madre de la novia, que no dudó en hacer ver a don Juan que jugaba en categorías inferiores. Así las cosas, el caldo de cultivo que allí se creó ya hacía presagiar lo que ocurriría con posterioridad.

El menosprecio de la Reina Federica hacia la familia Borbón venía de atrás. Una anécdota que ilustra este punto se encuentra recogida en La soledad de la Reina, de Pilar Eyre. Al parecer, la madre de doña Sofía organizó unas vacaciones en Corfú a las que invitó a don Juan, su mujer y sus hijos. Estos días de asueto tenían un propósito determinado, que Juanito se decidiera de una vez a casarse con Sofi.

La tranquilidad entre ambas familias estuvo a punto de saltar por los aires. Y es que Federica se encargaba de dar chascos a los Borbones. De repente, dejaba ir frases puñeteras: “Es bonito ver cómo sale el sol en el país en que una es reina”. Sin duda, todo un directo a la mandíbula para don Juan y los suyos, que tenían que conformarse con vivir en el exilio.

 

Los más vistos

Los más compartidos