Durante años, Gustavo González se mantuvo firme en no airear su intimidad. Era algo que guardaba con mucho celo. Tampoco quería hacer photocalls porque aseguraba le daba vergüenza. Cualquier cosa relacionada con estar en el centro de la noticia estaba vedada para él. Sin embargo, tras anunciar su separación matrimonial y declarar su amor por María Lapiedra, el paparazzi ha sufrido una metamorfosis que ha llevado a muchos de sus compañeros de profesión a preguntarse: “¿Qué le pasa a Gustavo?”. Su mundo está patas arriba. Te contamos cómo le está afectando su nueva vida junto a la ex pornostar.

Gustavo González y su matrimonio fracasado

Gustavo González

Gustavo sorprendió cuando accedió a hablar de su separación matrimonial. La noticia salió en una revista y él la amplió en Sálvame. Afirmó entonces que su principal interés era proteger a sus hijos y a su ex mujer. Sin embargo, los ha dejado vendidos con tanta exhibición junto a María Lapiedra.

Durante treinta años, el fotógrafo ha estado casado con Toñi y juntos han tenido cuatro hijos. Ella, profesora educación física, ha recibido numerosas ofertas para salir a hablar. Sin embargo, no puede hacerlo ya que da clases en un elitista centro escolar de Madrid donde estas cosas no están bien vistas. Todavía queda una dura lucha por delante para la ex pareja, que tienen que repartirse el patrimonio acumulado durante el tiempo de convivencia.