Aitana

Aitana y Cepeda están en el punto de mira desde que salieron de la Academia de Operación Triunfo. Su tonteo durante el concurso hizo que se empezara a hablar de una posible relación entre la pareja. Y así fue. Los fans del talent musical estaban en los cierto. Poco después de que acabara el programa, Aitana y Cepeda confirmaron su relación con un beso de película al finalizar su actuación en uno de los conciertos de la gira de OT. Sin embargo, el amor, como todo en la vida, no dura para siempre. Aitana y Cepeda fueron felices pero no comieron perdices. Eso sí, a pesar de su ruptura, la parejita sigue apoyándose mutuamente. Pero, ¿se trata de una estrategia? Os lo desvelamos a continuación.

Aitana y Cepeda, una historia de película sin final feliz

Aitana

Tanto dentro de la Academia de Operación Triunfo como a su salida, Aitana y Cepeda se convirtieron en inseparables. Todos recordamos los llantos de Aitana el día que Cepeda fue expulsado del concurso. Sin embargo, el reencuentro entre ambos a la salida de la Academia abrió las puertas a una bonita historia de amor entre la pareja. Los concursantes confirmaron su relación sentimental con un beso durante el concierto solidario de OT Bernabéu. Un momento que pilló a todos por sorpresa y que desató la locura de los fans.

Sin embargo, apenas tres meses después llegaba la peor de las noticias para todos los Aiteda, la gran comunidad de fans de Aitana y Cepeda. La pareja ponía punto y final a su fugaz noviazgo. “Hola! Hace algún tiempo que necesitaba contar nuestra situación actual. Aitana y yo hemos decidido tomar caminos separados. Sé que esto será noticia pero ha de serlo para que luego venga la calma. Calma donde espero que me esperéis los que realmente estáis aquí por la música. Para los demás, los que no están aquí por música, espero comprensión, y espero que muchos se den cuenta de que hay que respetar la vida y decisiones ajenas. Un abrazo a todos”, escribía el artista gallego. Por su parte, Aitana respondía lo siguiente: “Todo está dicho ya. No voy a decir nada más al respecto porque se sufre aunque no se exponga ese sentimiento. Por todo, os ruego que paréis con insultos y faltas de respeto. Espero que lo entendáis, pero no voy a pronunciarme más. A los demás… gracias”.