Lydia Lozano es una de las pocas colaboradoras de Sálvame que ha conseguido durante muchos años separar su vida personal de la profesional. Sin embargo, desde alguna que otra vez la ‘reina del chuminero’ ha visto cómo algún asunto relacionado con su marido se convertía en noticia en Sálvame. Hace tan solo unos días Charly fue operado y Lydia se tomó unos días libres para estar a su lado. Sin embargo, parece que la colaboradora de Sálvame ya no está tan pendiente de él.

Su curiosa historia de amor

> Ha conseguido llegar a lo más alto en su profesión. Pero, sin duda alguna, el mayor éxito de Lydia Lozano ha sido ser feliz en el terreno personal. Lleva casi tres décadas junto a Charly, un arquitecto que siempre la ha apoyado desde un discretísimo segundo plano. “Es amigo, listo, inteligente, brillante, culto… Él es mi google y mi todo. A su lado siento que me ha tocado la lotería”, decía la canaria de él, que se esfuerza por mantenerse lejos de la fama.

La pareja, que volvió a casarse en 2015 por el rito balinés para celebrar sus bodas de plata, sintió un flechazo cuando sus caminos se cruzaron. Desde el primer día que se vieron en una cena informal no se han separado. Han llevado a cabo lo de estar juntos “en lo bueno y en lo malo”. Algo que han demostrado especialmente ahora, que han atravesado juntos un momento muy difícil y angustioso.

Siguiente: El gran susto de Charly