sol espalda

Esta época del año puede ser muy buena para la piel por los beneficios de la luz solar, porque el cuerpo respira y se airea y porque somos más conscientes a la hora de aplicarnos cremas o la hidratación necesaria para nuestro organismo. A cambio tiene sus complicaciones, ya que es una época en la que pueden salir molestos granitos en la espalda propiciados por el sol, la alimentación u otros componentes. A continuación te mostramos cómo combatir este problema.

La hidratación

hidratacion

Si te han salido granitos en la espalda este verano lo primero y más importante será contar con la opinión de un experto dermatólogo que analice el problema por si se trata de algún tipo de alergia, un problema hormonal o una enfermedad de la piel más importante de lo que pueda parecer a primera vista. Mientras tanto o si el problema no va a más, puedes aplicar algunos trucos para el cuidado de esta zona ya sea a modo preventivo o una vez aparecidos los granitos. Uno de los puntos más importantes es el tema de la hidratación.

Aunque tengas algún problema en la espalda como la aparición de granos la piel de esta zona debe permanecer hidratada, es más, debes tener un mayor rigor en el cuidado de esta zona que en el momento pueda estar sensible. Un consejo es que lo hagas con buenas cremas y huyas de los aceites, ya que estos sí pueden fomentar la aparición de sebo. Si has cambiado de crema recientemente también debes fijarte, puede que ahí esté la clave de tu problema.