Belén Esteban está pasando un momento complicado. Sabe que su figura cotiza a la baja y eso la ha puesto en la picota. Desde que la tertuliana dejara de hablar de sus aventuras y desventuras con Jesulín, llegó el ocaso. El personaje ya no tiene interés y la audiencia le ha dado la espalda. En Telecinco barajan qué hacer con ella y la cosa no pinta nada bien. Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

Los belenazos son cosa del pasado

> Los días de belenazo tocaron a su fin y la Esteban ya no concita el favor del público. Desde que cambiara de registro, por petición expresa de su hija, Belén no genera audiencia. Dejar de hablar de Jesulín le ha pasado factura. Su noviazgo con Miguel no interesa. Tampoco su contencioso con Toño Sanchís. De hecho, hace ya tiempo que en el Deluxe la relegaron a la franja de medianoche debido a que el share no respondía a su estímulo.

Durante años, Belén levantó filias y fobias hablando de sus aventuras y desventuras con Jesulín de Ubrique. La relación estuvo marcada por los altos y bajos y acabó muy mal. Desde entonces, la ex pareja no mantiene contacto. No obstante, eso no ha impedido que la rubia haya mantenido en su presente al diestro dado que ha sido su mayor fuente de ingresos. También su hija, a quien no ha parado de mencionar durante años.

Siguiente: La esteban, con un pie fuera de Telecinco