La ya expareja de Enrique Ponce no está pasando por su mejor momento. De hecho, sus más allegados están muy preocupados por ella y por el decadente estado anímico que muestra en las últimas semanas. Al parecer, Paloma Cuevas está destrozada y su pena tiene nombre y apellidos: Ana Soria, la nueva novia del torero. Sigue leyendo para enterarte de todo.

La desolación de Paloma Cuevas

> Enrique y Ana se han convertido en la comidilla nacional y los paparazzi se matan por conseguir una fotografía de la pareja del momento. Lo cierto es que no ocultan su amor y la sobreexposición que muestran ante los medios resulta evidente. Tanto es así que, por lo visto, Paloma habría solicitado al padre de sus hijos que mostrara una actitud más comedida de cara a la opinión pública. No es plato de buen gusto para ella toparse, día sí, día también, con imágenes de su ex con la chica con la que ha rehecho su vida.

De hecho, tal y como ha publicado Isabel Rábago en ESdiario, Paloma está “desolada” y sus amigos más íntimos están realmente preocupados por lo alicaída que se siente en las últimas semanas. Pero lo peor para ella todavía no ha llegado. Por lo visto, Ana Soria ha tomado una decisión que podría afectar, y mucho, a Cuevas… ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo, te lo contamos todo en la página siguiente.

Siguiente: Ana Soria destroza a Paloma Cuevas