Ana María Aldón ha experimentado un cambio radical e intuimos que su clínica de medicina estética de confianza tiene la agenda llena con sus visitas. Muchos han sido los retoques que se ha ido realizando la mujer de Ortega Cano a lo largo de estos últimos años. El increíble e inesperado cambio de look tras su aventura en Supervivientes y su posterior puesta a punto en peluquería han dado el toque final para conseguir renovar un aspecto físico ya deteriorado.

Cómo la conocimos

> De sobra es sabida la historia de cómo llegó Ana María Aldón a la vida de Ortega Cano y la bonita relación que han tenido desde que se conocieron junto con el hijo pequeño de la pareja, José María, del cual se quedó embarazada tan solo tres meses después de conocerse. Muchos no creían en su relación pero Ana María demostró fidelidad al diestro hasta en los momentos más difíciles, uno de ellos, cuando este tuvo que ingresar en prisión, a día de hoy resisten contra viento y marea.

Desde entonces Ana María ha experimentado muchos cambios tanto a nivel físico como psicológico, se lleva 23 años con el torero y es ahora cuando ha empezado a demostrar que tiene un espíritu joven, dinámico y vital rompiendo las cadenas que le ataban y gritando al mundo ¡aquí estoy yo!, lo cual, desde que salió del anonimato, ha estado guardado bajo llave en un cajón.

Siguiente: Supervivientes le hizo cambiar el chip