comscore
domingo, 2 octubre 2022 17:16

Mari Ángeles Grajal da la cara por su hijo Jacobo Ostos y desmiente que haga fiestas ilegales

«El programa de Ana Rosa» ha destapado esta mañana que Jacobo Ostos se estaría embolsando una gran cantidad de dinero al organizar, en el sótano del chalet en el que reside con sus padres, Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal, fiestas ilegales donde se incumplirían medidas restrictivas del estado de alarma como el toque de queda, el distanciamiento social y el uso de la mascarilla.

Al parecer, el Dj estaría cobrando mil euros por una mesa para seis personas en fiestas en las que correría el champagne cuatro días a la semana en el sótano de la casa familiar de los Ostos desde hace más de dos meses. Mari Ángeles Grajal, indignada por esta información por la que su hijo podría enfrentarse a una elevada multa administrativa además de a un delito contra la seguridad pública, la ha desmentido rotundamente.

– Hola Mari Ángeles, queríamos saber si nos podría dar una explicación de las fiestas de su hijo en casa

– Mira, me acaban de llamar para preguntármelo y es falso todo.

– ¿Es falso entonces que estuvo anoche la policía?

– Ha estado la policía en casa, me he levantado yo, han entrado y estábamos durmiendo

– ¿Pero no es verdad que su hijo está haciendo fiestas en el sótano de su casa?

– ¡Que no es verdad por favor, que no es verdad!

– Se supone que lleva varios meses, ¿igual ustedes no se han enterado?

– Pues mira, la casa es muy grande pero te aseguro que nos enteraríamos. A parte que no, si es que… pufff

20201113140330 Mari Ángeles Grajal da la cara por su hijo Jacobo Ostos y desmiente que haga fiestas ilegales

– ¿Y la razón por la que la policía se ha personado hoy en su domicilio por qué ha sido?

– Porque había recibido una llamada. O sea, es como si yo llamo a tu casa y digo que te están robando y no es verdad.

– Decían que se había embolsado unos 300.000 euros en estos meses

– (Ríe) Por favor. Os digo que es absolutamente falso

– ¿Ha podido hablar con su hijo? ¿Él lo va a desmentir?

– ¡Pero claro! ¡Claro si es que es todo falso!

– ¿Y de dónde ha podido salir la información?

– No tengo ni idea, si lo supiera claro que te lo diría. Lo denunciaríamos.

– ¿Habéis tenido problema con los vecinos?

– No, no. Por favor, para nada. Los vecinos seguro que no han sido