Toño Sanchís y Belén Esteban fueron durante muchos años uña y carne. Ahora parecen más carne y cuchillo, siendo indistinto el orden y la imagen para cada uno. De cuándo en cuándo, Sálvame explota otro de los filones temáticos de la Esteban: su encrucijada judicial contra quien fuera su representante. Él, por su parte, aprovecha cada ocasión para cargar las tintas contra la que fuera su gallina de los huevos de oro. ¿Qué ha sido de Toño Sanchís? ¿A qué dedica ahora su tiempo cuando no ataca en redes o en la televisión a su ex-“hermana”?

Perder tu casa y que se adueñe de ella tu peor enemiga es un palo muy duro. Basta con ver la exclusiva que la propia Belén Esteban vendió sobre el estado en el que recibió la vivienda de Villanueva del Pardillo: quedó hecha unos zorros. Desde que la Justicia le desahuciara para entregársela a la Esteban (“págame”), así ha cambiado su vida y la de su familia (Sanchís está casado y tiene dos hijos).

SU GRAN INQUINA CONTRA BELÉN, SÁLVAME Y MEDIASET

A Toñi Sanchís le sigue doliendo haber perdido el juicio contra Belén Esteban. De hecho, en sus redes sociales carga muy a menudo tanto contra ella como contra los programas y la cadena que la soportan económicamente. Hoy mismo ha publicado un elocuente mensaje sobre la condena a Belén Esteban.

Cada vez que sale algún dato de audiencia negativo relacionada con su bestia negra, lo da más cancha.

Con el caso Hormigos se ha quedado agusto.

A pesar de haber vivido de esto durante años, y muy bien, ahora carga contra estos contenidos.