En el otoño de su vida, don Juan Carlos y doña Sofía viven una entente cordial. Atrás han quedado las míticas peleas que han sazonado su accidentado matrimonio. La reina no ha dudado en volcarse con su marido tras su convalecencia. Don Juan Carlos fue intervenido recientemente de un triple bypass. El dulce momento que vive la pareja se ha visto enturbiado por unas graves acusaciones contra el rey emérito. Un asunto muy delicado que vuelve a ponerle en el disparadero. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Juan Carlos, Sofía: el principio del fin

> El matrimonio de don Juan Carlos y doña Sofía ha sido un camino de rosas y espinas. Las rosas, para él. Las espinas, para ella. La reina ha sufrido lo indecible durante estos años. Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar tras el rifirrafe de reinas en Palma. El rey emérito contempló horrorizado la escena y defendió a su esposa. Sin duda, una madre tan abnegada como ella no merecía ese trato. Eso hizo que él mismo recapacitara y se aplicara el cuento. Poco a poco, don Juan Carlos empezó a tratar de manera diferente a su mujer.

Que algo se estaba moviendo entre los reyes eméritos quedó claro cuando doña Sofía viajó a Sanxenxo y pasó un fin de semana junto a su marido y su hija Elena. El lugar es muy significativo porque se ha convertido en el refugio del rey emérito. Sorprendió que hasta durmieran bajo el mismo techo. La cordialidad ha continuado este verano ya que don Juan Carlos pasó unos días en Marivent y allí coincidió con su hijo. Para entonces, doña Letizia había puesto rumbo a su segundo destino vacacional acompañada de Leonor y Sofía.

Siguiente: Graves acusaciones contra el rey emérito