Aitana y Miguel

Aitana Ocaña, ex finalista de OT 2017, no deja de ser noticia. Si no es por barrer otro récord o por un proyecto musical, aparece su vida íntima para sacarla en los titulares de la prensa (rosa). Desde su idilio romántico con Luis Cepeda dentro de la Academia, que no fue confirmado oficialmente hasta la famosa Gira de OT, la vida sentimental de Aitana ha sido una auténtica montaña rusa. Por el camino, además del propio Cepeda, deja una pareja sólida y un no amigo en el mundo musical. Ahora Aitana parece estar feliz con su chico, Miguel Bernardeau, que saltó a la fama por su participación en la serie de éxito de Netflix ‘Élite’. Eso sí, parece que la catalana ha aprendido de la exposición que vivió con Cepeda, y ha llevado una relación más discreta. En cotilleo.es les hemos seguido la pista y os vamos a contar todos los detalles de la relación.

Y es que tanto Miguel como Aitana se muestran cautos, y algo recelosos al hablar en público de su relación, que cumple ahora dos años. Son muy pocas las ocasiones en las que se han dejado ver en público juntos, como pareja. Eso sí, todo apunta a que están muy enamorados y con una estabilidad marcada. El confinamiento lo han pasado juntos, en la casa que la familia de él tiene en Ibiza.

VICENTE, EL PRIMER DAMNIFICADO DE AITEDA

Aitana entró en Operación Triunfo 2017 con pareja esperándola fuera. Se trata de Vicente, con quien llevaba según diversas fuentes algo más de año y medio de relación oficial. Desde el primer momento, la cantante explicó su situación sentimental a sus nuevos compañeros y la audiencia. Pero todo cambió con la presencia de Luis Cepeda. Con él tuvo que interpretar un dueto muy romántico en la primera gala. Ya entonces se rumoreaba que había bastante química entre ambos concursantes. Por supuesto, toda la atención aquí se puso sobre las reacciones de Vicente, quien durante todo el concurso mostró su apoyo incondicional a su novia. Sin embargo, a medida que avanzó el talent show, era más evidente que había una más que bonita amistad entre ellos.

Aitana y Vicente