María Patiño

María Patiño nos ha dejado con la boca abierta. La periodista no tiene suficiente con protagonizar varias enfrentamientos al día en Sálvame si no que ahora se ha aprovechado de su popularidad en sus redes sociales. Sus seguidores están muy enfadados con ella  pero, ¿qué es lo que ha hecho esta vez María Patiño? Últimamente la colaboradora no da una…

María Patiño se aprovecha de sus seguidores con este terrible gesto.

Desde que María Patiño se ha casado, su relación con los colaboradores de Sálvame no es la misma. Lo anunció a través de las redes sociales: “Cruzamos océanos para encontrarnos”, escribió la colaboradora junto a la foto. Al parecer, al programa no le sentó muy bien que se enteraran a la vez que sus seguidores de Instagram. Desde entonces, su relación con alguno de sus compañeros de programa ha pasado de cordial a ser mala. Pero con otros, en cambio, ha mejorado su amistad. Mila Ximénez ha sido una de las únicas que lo ha sabido desde el principio. Ambas están más unidas que nunca.

Pero parece que las redes sociales le están jugando una mala pasada últimamente a María Patiño y sus seguidores se están hartando. Hace tan solo unos días hemos sido testigos de la cantidad de fotografías que Patiño cuelga en su perfil pero tranquilos porque tiene sentido. La han tachado de “oportunista” y no es para menos. María Patiño ha aprovechado su popularidad para promocionar productos y marcas, de los que, por cierto, se lleva un beneficio. ¿Vale todo con tal de ganar dinero? Se preguntarán sus seguidores. Hace tan solo unos días, la tertuliana sufrió un episodio muy embarazoso también en esta red social.

El peor día de María Patiño en Instagram

Un posado en bañador amargó las vacaciones a la colaboradora.

Normalmente las redes sociales nos ayuda a conocer más de cerca a los celebrities. Es el caso de María Patiño ya que desde que se ha hecho Instagram conocemos un poco más de sus gustos, de su forma de vestir e incluso de dónde está en algún momento del día. Pero a veces, los comentarios de los seguidores pueden herir las sensibilidades de los que publican las fotografías.

Es lo que le pasó a la colaboradora cuando compartió una imagen. En la fotografía, la protagonista era ella y su bikini. Sí, posó en ropa de baño y en cuestión de segundos, las críticas no tardaron en llegar. Ella ha preferido mantenerse en silencio, dejando que los haters se cansen algún día de criticar aunque, para ser sinceros, no ha debido de pasarlo muy bien. Esperemos que estos comentarios no le afecten desmesuradamente y se vea obligada a cerrarse a cuenta, como ha pasado con otros famosos.