mascarilla

Cuando llevamos muchas horas con la mascarilla higiénica esta tiene un gran impacto en la piel del rostro, lo que puede derivar en la aparición de acné o rojeces en el cutis. Esto se debe a que los poros no están respirando como de costumbre y que, en muchas ocasiones, sudamos más de lo normal al tener un elemento externo que da calor al rostro. Esto puede tener solución si cuidas correctamente tu piel para minimizar los daños y hoy te mostramos cómo hacerlo.

Limpieza facial

limpieza mascarilla

La importancia de una buena higiene facial ya se conocía mucho antes de la llegada de la mascarilla y ahora resulta cada vez más relevante. La limpieza del cutis se debe hacer por la mañana y por la noche, utilizando jabones suaves, libres de fragancia o hipoalergénicos, y si se hace con productos específicos como cremas de limpieza y desmaquillantes será muchísimo mejor para la piel. 

Esto debes hacerlo aunque no te hayas puesto maquillaje ese día o aunque pienses que por la mañana tu piel está limpia. Si tienes problemas de acné, lo importante es que optes por jabones y limpiadores para piel grasa y con tendencia al acné. Existen también muchos cosméticos oil free que evitarán que tu piel produzca más sebo de lo conveniente.