limpiar nevera

Los malos olores en el frigorífico o en el congelador pueden aparecer mucho más fácilmente de lo que crees. Basta con que se derrame algún líquido y no lo limpies en el momento, o que se pudra alguna pieza de fruta para que todo el electrodoméstico adquiera un desagradable olor que se puede ir quedando impregnado en tus alimentos en buen estado. Para deshacerte de este problema hoy te presentamos algunos consejos.

El foco del mal olor

olor frigorifico

Uno de los motivos más comunes por los que aparece un mal olor en el frigorífico es que algún alimento se ha deteriorado en su interior, por lo que lo primero es detectarlo y deshacerse de él lo antes posible. Las manchas de comida o líquidos también son fuente de olores, por lo que debes asegurarte de que la nevera esté libre ellas y pasar un paño por todo el electrodoméstico para asegurar su higiene.

En el caso del congelador también puede ocurrir que el foco del olor sea la suciedad acumulada, y si es así no conseguirás deshacerte de los olores aunque intentes taparlos con ambientadores u otras fórmulas. En este caso nadie te salvará de ponerte manos a la obra para proceder a una limpieza profunda.