Álex Lequio

El pasado mes de marzo, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio recibió la peor de las noticias: padecía cáncer. A partir de ese momento, Álex Lequio se trasladó a Estados Unidos junto a su madre. Allí estuvo recibiendo tratamiento hasta el pasado mes de septiembre. Ahora, tres meses después de su regreso a España, el joven empresario ha querido hablar por primera vez sobre su enfermedad en una entrevista concedida a la revista ¡HOLA! Os desvelamos todos los detalles a continuación.

Álex Lequio se muestra muy esperanzado

Álex Lequio

“Siempre hay esperanza”, recalca Álex Lequio en la entrevista concedida a la revista ¡HOLA! “La palabra cáncer es como un tabú, tiene una especie de halo que la rodea y hace que a nadie le guste hablar o pensar en ella. Pero me gustaría llegar a normalizar e incluso vulgarizar la palabra cáncer, para que la gente lo vea como un simple diagnóstico médico más”, apunta el joven. Y es que el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio no ha perdido en ningún momento su simpatía. Su lucha contra el cáncer no le ha hecho borrar su sonrisa de la cara.

“El cáncer no es sinónimo de fatalismo y muerte, sino al revés: es sinónimo de vida”, explica a ¡HOLA! “Unos se lamentan, dramatizan y se quedan en casa llorando; otros entienden que esto es un obstáculo y ponen el cronómetro en marcha, para que su vida vuelva a la normalidad lo antes posible y poder seguir con sus ambiciones”, dice Álex. “Yo encajo en el tipo dos: entiendo la gravedad de la situación, pero ni yo ni mi familia hemos perdido el sentido del humor”, añade. Un positivismo que también ha recibido a través de las redes sociales. Os contamos todos los detalles a continuación.