Continúa la guerra entre la infanta Elena y doña Letizia. Ni se hablan, ni se miran. Imposible la reconciliación. Es mucho lo que se reprochan. Lejos de escoger un perfil bajo, la hija mayor de los reyes está decidida a seguir dando guerra. Siempre que pueda, hará sombra a la reina. ¿Qué ha ocurrido? Te lo contamos todo a continuación.

El principio del fin

> La infanta Elena y Letizia Ortiz nunca congeniaron. La suya es una relación plagada de desencuentros. Empezaron bien porque la hija mayor de los reyes eméritos mantenía gran cordialidad con don Felipe. De ahí que apoyara el noviazgo con la periodista. Aseguran que hasta templó los ánimos de su padre para que acabara cediendo ante la decisión de su hijo.

Jaime de Marichalar fue uno de los grandes enemigos de Letizia tras su llegada a Zarzuela. El ex duque no se cortaba un pelo a la hora de criticar el estilo de doña Letizia. Aseguraba que sus looks eran más propios de una starlette que de una princesa. Eso hizo que la reina decidiera tomar distancia de los duques de Lugo. Esto afectó a la relación que la infanta mantenía con su hermano. Sentía adoración por él.

Siguiente: El manotazo de Elena a Letizia