El jienense formó parte de esta mediática familia a raíz de su relación con Gloria Camila, la hija de Ortega Cano. Así, Kiko Jiménez pudo descubrir algunos secretos sobre las razones que tienen enfrentadas a Rocío Flores y a Rocío Carrasco durante ocho años. De hecho, ya ha compartido algunas pistas sobre esta trifulca que tiene en vilo a buena parte de la opinión pública. Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

Cuatro años en el ajo

> De seguro que lo último que esperaba este joven de origen humilde tras su paso por Mujeres y hombres y viceversa era que formaría parte de uno de los clanes más famosos y polémicos de la crónica social española. Sin comerlo ni beberlo, Kiko Jiménez se involucró de lleno en la vida de los Ortega gracias a su relación con Gloria Camila. Fueron cuatro años en los que estuvo vinculado a esta familia, durante los cuales pudo profundizar y conocer de cerca las claves de varios escándalos que los han señalado.

De hecho, tras su ruptura con la primogénita de Ortega Cano, el jienense se jactó en varias ocasiones de tener en su poder informaciones comprometidas que podrían dejar en mal lugar a la familia. Se trata de datos relacionados con el conflicto que tiene enfrentadas desde 2012 a una madre y a una hija: Rocío Carrasco y Rocío Flores, sobrina de Gloria Camila. Es de los pocos afortunados que sabe a ciencia cierta qué fue lo que pasó para que terminaran como el rosario de la Aurora, y si Kiko Jiménez decide compartirlo podría cambiarlo todo.

Siguiente: La información de Kiko Jiménez que puede cambiarlo todo