La infanta Elena está tensando mucho la cuerda. No ataja lo que se ha convertido en un foco de problemas para don Felipe y doña Letizia. Froilán ha vuelto a hacerlo poniendo en un brete a la monarquía. En Zarzuela buscan frenar las meteduras de pata de Froilán ante la incomprensible impasibilidad de la infanta Elena. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Froilán, egoísta, caprichoso y malcarado

Froilán

> El hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar se ha convertido en un fortísimo dolor de cabeza para don Felipe y doña Letizia. Froilán va por libre y no le importa si sus movimientos perjudican a la Corona. Sin duda, no se equivocaban quienes señalaban a Froilán como egoísta. Le da igual si provoca un incendio en Casa Real. Para él solo cuentan sus intereses.

Froilán dio muestras de su carácter complicado siendo pequeño. De hecho, tuvieron que llevarlo a un internado para que lo metieran en cintura dado que no quería estudiar y todo eran rabietas cuando no se salía con la suya. Tenía quince años cuando tuvieron que enviarlo interno durante el verano al SAFA, en Sigüenza. Tan solo había aprobado dos asignaturas durante el curso escolar. A los malos resultados unía un carácter difícil tendente a los conflictos. Todo esto hizo que se creyera oportuno que pasara el mes de julio apartado del veraneo al que está acostumbrado.

Siguiente: Froilán desata la ira de los reyes