Kiko Hernández está en uno de sus mejores momentos. Ha podido cumplir su sueño. Quería ejercer de presentador y lo ha conseguido. En el plano personal, vive uno de sus momentos más dulces. Jimena y Abril se han convertido en el centro de su universo. Kiko está feliz y no puede ocultarlo. Sin embargo, en el plano laboral empieza a pasarle factura su incontinencia verbal. Kiko ha cargado duramente contra algunos medios de comunicación por la forma en que tratan ciertos temas. La respuesta no se ha hecho esperar y ya le están sacando los trapitos al sol. Como diría Risto Mejide, a Kiko le están pintando la cara. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Kiko Hernández, ¿el principio del fin?

Kiko Hernández

> Kiko Hernández está en un excelente momento personal. Ser padre ha representado una inmensa felicidad para él. Abril y Jimena son dos niñas preciosas que han puesto el broche de oro a una carrera en televisión meteórica y exitosa. Sin embargo, en el plano profesional le llueven las críticas. Y es que el colaborador ha tirado a dar contra algunos medios de comunicación y empiezan a responderle. El problema es que para eso hay que tener la mochila libre de carga. ¿Es el caso de Kiko?

No  ha sentado nada bien en el medio digital la guerra que Kiko ha iniciado. Para algunos resulta sorprendente que sea él quien ponga en duda el buen hacer de periodístico y la elección de los temas. En esto está secundado por Paz Padilla. Se acabaron los días de los intocables. Quienes conforman el universo de Sálvame se han convertido en estrellas y hasta líderes de opinión. De ahí que sus aventuras y desventuras profesionales sean examinadas con lupa. No se trata de nada personal.

Siguiente: Las traiciones de Kiko